La importancia de la Atención Primaria en Salud Mental en las comunidades afectadas por el conflicto armado.

Si bien en la actualidad nadie desconoce que la salud mental es un tema relevante en la salud pública en Colombia, también es cierto afirmar que aún falta mucho para brindar una atención real y efectiva a individuos y comunidades afectadas a nivel psicológico por el conflicto armado; efectivamente, los habitantes de territorios donde la constante ha sido la  confrontación permanente de los grupos armados, como por ejemplo el departamento del Cauca, es poca o nula la atención directa que reciben las personas con trastornos mentales como depresiones, esquizofrenias, trastornos bipolares, etc; y menos aún sus familias, vecinos y otros actores sociales que pueden estar seriamente aquejados por los efectos de la violencia.  Desde  el marco de la Atención Primaria en Salud, la Salud Mental debe y puede revestir un mayor alcance dada la magnitud de los efectos que ha acarreado tantos años de vivir y sobrevivir a la guerra.

La experiencia de Criterios de Ruta en la línea de desarrollo comunitario ha destacado la necesidad de trabajar el empoderamiento de las comunidades en estrecha concordancia con la ejecución de acciones y programas que promuevan el bienestar psicosocial y la salud mental. Los siguientes elementos debe tenerse en cuenta para desarrollar una adecuada prestación de servicios de salud mental en los territorios:

  1. Asignar y apropiar recursos financieros estables por parte de los entes territoriales y el gobierno municipal.
  2. Incluir equipos multidisciplinarios de trabajo, que tengan: médico, enfermera, psicólogo, trabajador social, etc; con vocación hacia el trabajo comunitario quienes conozcan el contexto social e histórico de las veredas y los municipios.
  3. Fortalecer las acciones de apoyo psicológico a la familia y al cuidador de la persona que sufre o padece la enfermedad mental.
  4. Fomentar la cultura del autocuidado de la salud mental en la comunidad y la detección de problemas o posibles enfermedades.
  5. Informar y divulgar a las comunidades y sus lideres sobre la salud mental como un derecho y dar a conocer las rutas de acceso a los diferentes servicios. 6. Cualificar de manera permanente al personal sanitario existente en los municipios en torno a la prevención, valoración, detección, atención psicológica a personas y comunidades que han sido afectadas por el conflicto armado en el marco del Sistema Nacional de Salud Colombiano.
528

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.